Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional

Criterios Tribunal de Trabajo

 

AULA RECURSO

383, Sección Tercera, 7:55 horas del 07/04/99

Equipara este fallo como educación especial las labores prestadas en la denominada “aula recurso”.

 

       “En lo que respecta al segundo, este Tribunal considera que en efecto, el tiempo laborado para “aula recurso” debe ser asimilado al servicio en enseñanza especial.  Si bien es cierto el artículo 2 inciso a-) de la Ley 7268 no hace alusión expresa al “aula recurso”, no puede dejarse de lado que la atención que el educador debe brindar a los niños con problemas de aprendizaje es de mayor delicadeza que la que de ordinario brinda al resto de los alumnos.  Esta circunstancia sin duda le genera al maestro un mayor agotamiento y desgaste físico, que en aplicación del principio de equidad que sustenta nuestro ordenamiento jurídico, justifica un reconocimiento extra.”

 

1027, Sección Primera, 10:20 horas del 20/08/99

El reconocimiento del tiempo laborado en educación especial, por lo general, se ha practicado de preferencia para los casos en que el docente lo desarrolla en entidades que poseen denominación específica.  En esta resolución considera el Tribunal que resulta de aplicación también para el “aula recurso”.

 

“La diferencia, efectivamente, entre el cómputo de la Junta y el de la Dirección, radica en el tiempo desempeñado por la actora, durante 5 años, en la denominada “aula recurso”.  Al respecto, este Tribunal estima que siendo labores realizadas en beneficio de niños con problemas de aprendizaje, el mayor esfuerzo que el docente debe realizar para tratar de que estos estudiantes superen sus dificultades, se encuentra acorde con la intención legislativa de premiar a quienes aportan su capacidad en beneficio de tareas especiales de docencia.

       Es cierto que la ley no distingue en el grado de dificultad que tienen los estudiantes, pero también lo es que si el problema que tienen los estudiantes es suficiente para que se organice una “aula recurso”, esto es un buen indicador de que no estamos en presencia de una simple dificultad en el aprendizaje, sino de problemas que requieren una atención especial del docente y que por consiguiente le hacen merecedor del beneficio que reclama.”

 

 

091, Sección Tercera, 8:30 horas 28/01/00

Comparte el Tribunal la equiparación que efectúa la Junta de la denominada “aula recurso” como servicio en educación especial.

 

“Del estudio del expediente, se desprende que la diferencia entre los cálculos de tiempo servido entre la Dirección Nacional de Pensiones y la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional, radica en dos cosas:

Primero, que la Dirección Nacional de Pensiones, no consideró como educación especial, para efectos de la aplicación del artículo 2 inciso c) de la Ley 7268, en concordancia con el artículo 9 del Reglamento de la Ley 7531, los dos años laborados durante de 1976 y 1977.  Aparentemente, ello se debió a que, la certificación del Ministerio de Educación Pública , visible a folio 3, indica que esos años, corresponden a lo que se denomina aula recurso.  Este Tribunal es del criterio, como bien lo señala en su informe la Junta de Pensiones y Jubilaciones, que no se puede hacer distinción, donde la ley no lo hace.  El artículo 2 inciso c) de la Ley 7268 y la reglamentación citada, deben ser interpretados ampliamente y siempre a favor del trabajador, salvo que exista prohibición expresa en contrario.  La Dirección Nacional de Pensiones, en la resolución impugnada, ni en los cálculos que la sustentan, explica los motivos por los cuales, consideró que esos 2 años, no pueden ser encuadrados como educación especial, por lo tanto, estimamos que ante la ausencia de elementos de juicio, que señalen la imposibilidad de una interpretación extensiva, debe favorecerse al trabajador y estimar que el tiempo indicado, correspondió a lo que la normativa citada, engloba como educación especial.”